Tribunal escucha apelación de Luis Suárez

08/08/2014 7:59 PM

08/10/2014 9:48 PM

El Tribunal de Arbitraje Deportivo sesionó el viernes durante seis horas para escuchar la apelación del futbolista internacional uruguayo Luis Suárez a la sanción que le aplicaron por morder a un rival durante la reciente Copa Mundial, y anticipó que se pronunciará la semana próxima.

Suárez, flamante incorporación de Barcelona, firmó autógrafos frente al edificio del tribunal y después de la audiencia se fue sin hablar con la prensa.

El tribunal dijo que Suárez presentó una declaración ante el tribunal. El futbolista intenta persuadir al panel de tres miembros que reduzca su suspensión de cualquier actividad futbolística por cuatro meses y nueve partidos de la selección nacional Uruguay en torneos oficiales.

El panel “informó a las partes que se pronunciará lo antes posible, probablemente antes del fin de la semana próxima”.

Daniel Cravo, un abogado de la federación uruguaya, dijo a la prensa que no podía pronosticar el resultado. “Sabemos que es un caso difícil, de modo que es imposible dar una prognosis”, afirmó después de la audiencia.

Los abogados de la FIFA habían declinado formular comentarios al llegar al tribunal.

“Debemos mantener un optimismo controlado por respeto al panel”, dijo Daniel Cravo, abogado de la federación uruguaya, antes de la sesión.

El tribunal había anticipado que esperaba emitir un fallo la semana próxima después que la FIFA aceptó el pedido de Suárez de un proceso acelerado.

Barcelona comienza su temporada de la liga española en dos semanas. La sanción de la FIFA se extiende hasta el 25 de octubre, y le prohíbe a Suárez entrenarse con sus compañeros del Barcelona.

Suarez admitió haber mordido en el hombro al defensor italiano Giorgio Chiellini durante la victoria 1-0 de Uruguay en Natal durante el Mundial de Brasil. Debido a la admisión de Suárez, se supuso que su equipo legal probablemente no cuestionaría el hecho.

“Lamento profundamente lo que ocurrió”, escribió Suárez en Twitter el 30 de junio, días después que la FIFA anunció las sanciones. Admitió que “mi colega Giorgio Chiellini sufrió el resultado físico de un mordisco en el choque que tuvo conmigo”.

En cambio, los abogados de la asociación del fútbol uruguayo y del Barcelona trataron de convencer a los tres miembros del panel que las sanciones son demasiado severas.

El grupo que congrega a los sindicatos de futbolistas, FIFPro, criticó la prohibición de cuatro meses como una violación al derecho al trabajo.

Suárez se ha entrenado solo con la ayuda de un entrenador privado mientras no puede practicar con Barça y ni siquiera entrar en el estadio de su nuevo club.

La FIFA permitió a Suárez que se sometiera a un examen físico para completar su transferencia del Liverpool a Barcelona en julio con un contrato por cinco años. Se dice que el pase costó $126 millones. Pero no se permitió a Barcelona a presentar públicamente a su nueva adquisición.

La prohibición por nueve partidos internacionales supera por uno la que la FIFA impuso al defensor italiano Mauro Tassotti, en la Copa Mundial de 1994, por aplicar un codazo a un adversario español en cuartos de final. El árbitro no lo había advertido durante el partido.

Join the Discussion

Miami Herald is pleased to provide this opportunity to share information, experiences and observations about what's in the news. Some of the comments may be reprinted elsewhere on the site or in the newspaper. We encourage lively, open debate on the issues of the day, and ask that you refrain from profanity, hate speech, personal comments and remarks that are off point. Thank you for taking the time to offer your thoughts.

Terms of Service