Argentina y Alemania batallan en la final de la Copa del Mundo

07/13/2014 4:00 PM

09/08/2014 7:52 PM

Toda Alemania se muestra con absoluta confianza para la finalísima contra Argentina, el domingo en el mítico estadio Maracaná. Es la gran favorita. Y los germanos sienten que serán el primer equipo europeo en 84 años de historia en ganar la Copa del Mundo en suelo americano.

Esa asombrosa seguridad proviene del hecho de que llegaron al último escalón del Mundial después de propinarle a Brasil la peor derrota 7-1 en su historial futbolístico y que Argentina haya alcanzado la instancia decisiva del campeonato en definición por penales 4-2 sobre Holanda, tras empatar 0-0 en 120 minutos de juego.

El dueño de casa, por su parte, tuvo un cierre desastrozo. Cayó 3-0 contra Holanda en la lucha por el tercer puesto, el sábado en el estadio Mané Garrincha en Brasilia. La Seleçao no perdía dos partidos seguidos en un Mundial desde 1974, cuando sucumbió ante Holanda y Polonia, y quedó en cuarto lugar como en el 2014. En esta oportunidad recibió 10 goles en dos partidos, y de no haber sido por ello el promedio de anotaciones se hubiera ido a pique en la última etapa de la Copa.

La selección de Brasil no estará en la final y la fiesta será de otros.

El show de la clausura del domingo tendrá un sabor netamente latino con Carlos Santana, Shakiri y Wyclef Jean, de origen mexicano, colombiano y haitiano, respectivamente, y los brasileños Carlinhos Brown, Ivete Sangalo y Alexandre Pires, quienes interpretarán los temas del Mundial antes del choque entre Argentina y Alemania, que se encontrarán por tercera vez en una final.

Cada uno ganó una vez en esa instancia. Argentina en México 1986 y Alemania en Italia 1990. En total se han enfrentado en 20 ocasiones, con nueve victorias albicelestes, seis germanas y cinco empates.

El domingo, sin embargo, será diferente.

La Mannschaft se encuentra en plena madurez, tras haber empezado un trabajo que mantiene un núcleo desde hace una década y con cinco jugadores con más de 100 partidos cada uno con la selección.

El entrenador Joachim Low cuenta con la más avanzada tecnología para apoyar su trabajo, incluyendo un programa llamado Match Insights, desarrollado por la empresa alemana SAP AG. Todas las actuaciones del equipo y de los rivales son grabadas y luego analizadas por el programa que da los resultados al entrenador. Este los transmite por celulares o tabletas a sus jugadores.

“Argentina es un equipo que posee muchas variantes, pero tenemos las respuestas para cada caso”, aseguró Low. “Si jugamos a nuestro potencial, ganaremos. Esperamos vencer sin penales, pues esa definición depende de muchas cosas que no se pueden controlar. Alemania ha llegado a la madurez. Además será un goce adicional que seamos los primeros europeos en ganar la Copa en América”.

Bastian Schweinsteiger, con 107 partidos en la selección, se mostró sonriente en la conferencia de prensa previa al partido.

“Veo a Alemania sólida y tengo buenos sentimientos para la final”, expresó el mediocampista. “No tenemos ninguna presión, sabemos cómo vamos a jugar”.

Pese a la confianza, Schweinsteiger sabe que la final no será fácil especialmente por la calidad y el espíritu de lucha de sus adversarios del domingo.

“[Javier] Mascherano [el volante albiceleste] es como el líder de una manada de lobos”, expresó el as bávaro.

Mientras, los argentinos tienen fe en la superación que ha mostrado su escuadra en el Mundial. Su astro Lionel Messi envió por su cuenta de Facebook un mensaje a los seguidores albicelestes:

“El domingo jugáremos el partido más importante de nuestras vidas con esta camiseta. Mis sueños y mis ilusiones se están viendo cumplidos gracias al trabajo y el sacrificio de todo un plantel que lo ha dado todo desde el primer día. Y por nuestra gente, los argentinos, que nos han traído hasta aquí. Pero el sueño no ha acabado, el domingo queremos ganar y estamos preparados para ello! #VamosArgentina”.

Se calcula que unos 100,000 argentinos llegaron a Río de Janeiro para el partido más anhelado. Tiñeron la ciudad carioca con los colores celeste y blanco. Veremos si su aliento puede frenar al huracán de Alemania.

Join the Discussion

Miami Herald is pleased to provide this opportunity to share information, experiences and observations about what's in the news. Some of the comments may be reprinted elsewhere on the site or in the newspaper. We encourage lively, open debate on the issues of the day, and ask that you refrain from profanity, hate speech, personal comments and remarks that are off point. Thank you for taking the time to offer your thoughts.

Terms of Service