La ilusión se mantiene viva para Estados Unidos

06/26/2014 3:14 PM

09/08/2014 7:48 PM

Lo que parecía improbable, lo logró Estados Unidos al pasar a la segunda ronda del Mundial, pese a perder 1-0 contra Alemania, el jueves en la Arena Pernanbuco en Recife en medio de la lluvia.

El próximo 1º de julio, el equipo de las barras y las estrellas se enfrentará en Salvador al primero del Grupo H, Bélgica, que venció 1-0 a Surcorea, también el jueves.

Alemania terminó en la cabeza del Grupo G con 7 puntos, seguido por Estados Unidos y Portugal con 4 cada uno pero los estadounidenses con mejor diferencia de goles y Ghana con 1 punto.

Thomas Mueller con un fuerte derechazo a los 55’ anotó el único gol de la jornada, pese al enorme esfuerzo del arquero de EEUU Tim Howard por evitar la caída.

El triunfo de Portugal 2-1 sobre Ghana, también el jueves no le bastó a los lusos, que hubieran necesitado al menos otros tres goles necesitaban por lo menos tres goles más para desplazar a Estados Unidos.

“Antes de empezar la Copa, nadie hubiese creído que íbamos a clasificar, pero tenemos un grupo de jugadores hambrientos de resultados”, afirmó el entrenador de Estados Unidos Jurgen Klinsmann. “Alemania es uno de los cuatro favoritos para ser campeón mundial; Portugal y Ghana tienen tremenda calidad. Lo que hemos logrado es fantástico”.

Es cierto que Alemania dominó todo el partido, pero Estados Unidos sabía que tenía que ser lo suficientemente frío y calculador como para buscar un resultado que lo llevara a la segunda ronda del Mundial por segunda vez consecutiva por primera vez en su historia y quinta de por vida.

“Misión cumplida’’, exclamó el presidente de U.S. Soccer Sunil Gulati. “Este logro es de extraordinaria importancia para el fútbol en nuestro país. Hemos tenido cinco, seis días, quizás más, de intenso interés en casa. Hicimos lo que debíamos hacer, y ahora estamos metidos en la ronda de los 16 mejores equipos del mundo. Este es el partido más importante en la historia del fútbol estadounidense, porque ahora hay más gente interesada en nuestra selección que nunca antes”.

El presidente Barak Obama siguió el partido contra Alemania por TV. La expectativa que despierta el equipo de las barras y las estrellas no se había visto nunca con tal magnitud. El choque contra el Portugal de Cristiano Ronaldo, el domingo pasado, produjo récords de audiencia superiores a los alcanzados en promedio en los cinco partidos de la final de la NBA entre el Heat de Miami y los Spurs de San Antonio y en la Serie Mundial.

Este fenómeno se debe a que el equipo de todos no defrauda. Se ha metido en octavos de final en tres de los cuatro últimos mundiales y está en la Copa de manera consecutiva desde Italia 1990.

El partido contra Alemania del jueves era el que haría la diferecia entre el triunfo y el fracaso. Y Estados Unidos supo pararse en la cancha con la determinación suficiente, la responsabilidad y la mente serena para lograr su objetivo.

“Nos tomó un esfuerzo extremo conseguir este resultado”, afirmó el volante Kyle Beckerman. “Pero conseguimos la clasificación que era lo que buscábamos”.

Antes del partido hubo una serie de rumores en el sentido de que Alemania y EEUU se iban a poner de acuerdo para un empate que clasificaba a ambos. Además el técnico de Alemania, Joachim Low, fue asistente de Klinsmann en la selección germana y cinco jugadores del conjunto de las barras y las estrellas son hijos de estadounidenses y alemanas.

Al final del día Alemania salió a ganar y Estados Unidos a clasificarse.

“Alemania es uno de los mejores equipos del mundo, fuerte en defensa y en el control de la pelota”, describió Howard. “Ahora tenemos una oportunidad en segunda ronda y queremos seguir avanzando”.

Low destacó la hazaña del equipo de EEUU.

“Estados Unidos tiene mucho mérito por haberse clasificado, porque la segunda opción luego de Alemania era Portugal”, afirmó Low. “El equipo de Klinsmann lucha, corre, se entrega y sus jugadores muestran progresos. Si vences a Ghana y empatas con Portugal, mereces clasificar”.

Mientras, Mueller se mostraba feliz por haber anotado su cuarto gol en tres partidos, y situarse al tope de los cañoneros del Mundial, junto a Neymar y Lionel Messi.

“Todos en el equipo somos muy ambiciosos”, sentenció Mueller. “Y esa ambición nos puede llevar mucho más lejos en el Mundial”.

Alemania se las verá en la siguiente ronda contra Argelia, el próximo 30 de junio en Porto Alegre.

Join the Discussion

Miami Herald is pleased to provide this opportunity to share information, experiences and observations about what's in the news. Some of the comments may be reprinted elsewhere on the site or in the newspaper. We encourage lively, open debate on the issues of the day, and ask that you refrain from profanity, hate speech, personal comments and remarks that are off point. Thank you for taking the time to offer your thoughts.

Terms of Service