EEUU debe estar más aplicado ante Portugal

06/17/2014 6:08 PM

09/08/2014 7:29 PM

Lo conseguido ante Ghana, la noche del lunes le ha dado la suficiente confianza a Estados Unidos como para pensar que en Brasil 2014, el cielo es el límite. Pero tiene que afilar más las garras.

Las Estrellas Negras se le habían atravesado dos veces consecutivas a los estadounidenses y los habían dejado fuera de Alemania 2006 y Sudáfrica 2010.

“Siempre pesan en tu cabeza esos resultados”, afirmó el veterano arquero Tim Howard. “Uno se preocupa por ello y piensa en la manera cómo debe superarlos”.

Las dos derrotas sufridas por EEUU contra Ghana en los mundiales fueron ambas por 2-1 y el triunfo del lunes en Natal fue por igual marcador, la diferencia en esta oportunidad es que el autor del gol tuvo un presentimiento que para alegría de 300 millones de estadounidenses se hizo realidad por solo una diferencia de seis minutos.

John Brooks ingresó para el segundo tiempo en reemplazo de Matt Besler y a los 86’ conquistó el histórico gol de la escuadra de las barras y las estrellas.

“Gracias a Dios por este gran momento”, dijo Brooks. “Soñé que iba a anotar en el minuto 80 y que ganaríamos el partido. Es increíble”.

Era el primer gol logrado por un suplente de Estados Unidos en la historia de la Copa del Mundo.

Estados Unidos había abierto la cuenta a los 29 segundos del encuentro por obra del capitán Clint Dempsey, y aquello podría entenderse como un fácil camino hacia la victoria, pero no fue así.

“Si uno marca antes del minuto de empezado el partido uno piensa que no podía haber ocurrido nada mejor”, confesó el entrenador de Estados Unidos Jurgen Klinsmann. “Pero no fue así para nosotros, porque nos quedamos un poco en lugar de tomar la iniciativa”.

Si la victoria tuvo algún sinsabor para los estadounidense ese fue la lesión de Jozy Altidore, a los 23 minutos del partido debido a un tirón en el tendón de la corva que quizás lo deje fuera por el resto del Mundial.

“Mi corazón está con él”, comentó Dempsey. “Camino al camerino uno podía ver las lágrimas en sus ojos. Lo único que le deseamos es una pronta recuperación. Nos duele tenerlo fuera de la cancha”.

Klinsmann por su parte reiteró que es fundamental que su equipo mantenga la posesión de la pelota si quiere tener éxito contra Portugal.

“Durante el partido contra Ghana grité como loco para que el equipo mantuviera la línea”, expresó Klinsmann. “Teníamos problemas para controlar la bola y conectar los pases”.

Más le vale a Estados Unidos estar aplicado contra Portugal porque pese al 4-0 sufrido contra Alemania la selección lusa será muy diferente el 22 de junio en Manaos.

Ya Estados Unidos le ganó a Portugal cuando tenía a toda su generación dorada con Figo a la cabeza, en el Mundial de Surcorea y Japón 2002. Esta vez basta solo un empate, no perder por goleada contra Alemania, esperar que los germanos derroten a Ghana y que Portugal no haga muchos goles a las Estrellas Negras, y entonces como en Sudáfrica 2010, los estadounidenses estarán en segunda ronda.

Join the Discussion

Miami Herald is pleased to provide this opportunity to share information, experiences and observations about what's in the news. Some of the comments may be reprinted elsewhere on the site or in the newspaper. We encourage lively, open debate on the issues of the day, and ask that you refrain from profanity, hate speech, personal comments and remarks that are off point. Thank you for taking the time to offer your thoughts.

Terms of Service