José Antonio Amaro Reyes

General Information
Current Name
Jose Antonio Amaro Reyes
Current Location
United States of America
Name on Arrival
José Antonio Amaro Reyes
Age on Arrival
13
Date of Arrival
Tuesday, August 14, 1962
Relocated To
CWB Matecumbe

José Antonio's Story

Remarks:An English translation is provided below for non-Spanish speaking relatives and friends.

Nací en el antiguo municipio de Holguín de la antigua provincia de Oriente en el año 1948. Fui bauti...

Click here to read the full story

José Antonio's News Feed

Leave a public message for José Antonio.

<< Prev Page 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31 32 33 34 35 36 37 38 39 40 41 42 43 44 45 46 47 48 49 50 Next >>

Happy Thanksgiving Day to y'all, Pedro Pan! ¡Feliz Día de Acción de Gracias, Pedro Pan! (And may we all have mercy on the turkeys). José Antonio Amaro Reyes.

Message by Jose Antonio Amaro Reyes | Nov 24th 2010

Magnifico testimonio sobre la "Patria Potestad", José Antonio. Que le digan a esos pobres que sufrieron las escuelitas del campo, de las que a nosotros nos salvaron, que los callos en las manos y los embarazos de las niñas eran una mentira de la CIA.

Message by Carmen Valdivia | Nov 20th 2010

Patria Potestad y las Escuelas al Campo - Intercambio de opiniones entre algunos que pasaron por las Escuelas al Campo. Citado del Blog Generacion Y - 20 de noviembre de 2010. >>Francisco El Mayaricero Noviembre 20th, 2010 en 13:34 Uno de los valuartes de la propaganda castristas ha sido siempre la educacion gratuita para todos los niños cubanos. Lo que no dicen estos degenerados comunistas es que nunca en Cuba, antes de esta maldita y mal llamada revolucion, los niños cubanos tubieron que trabajar forzozamente en los campos para pagar su educacion. La famosa escuelas al campo, eran en si un sistema de semi-esclavitud infantil donde la promiscuidad, inmoralidad y la degeneracion de la juventud cubana fue formandose, bajo un sistema de adoctrinamiento politico, hasta llegar al ‘Hombre Nuevo’ que hoy tenemos. La famosa eliminacion de la Patria Potestad, razon por la cual muchos padres mandaron a sus hijos solos al exilio, aun bajo las protestas del regimen que eso era una propaganda vil en contra de la revolucion, en realidad asi fue. Los padres no tenian derecho de evitar que sus hijas, apenas adolecentes, fueran a esa escuelas donde muchas caian en estado, dando asi el destape incontrolado de los abortos masivos que fueron practicados a esa niñas, niñas que en vez de estar recogiendo mandarinas en los campos, deberian de haber estado bajo la cobija de sus padres, y al amparo de los degenerados sexuales que fueron poco a poco pervirtiendo la base de la futura sociedad cubana. Esa es una prueba mas de las entrañas negras de esta malefica y mal llamada revolucion cubana. .......................................................................................................................... >>LLA Noviembre 20th, 2010 en 13:44 149Francisco El Mayaricero Siempre se podia dar la pelea y decir que no. De mis 3 sobrinos (hembras y varon) ninguno fue al cafe, una amiga mia del campo hizo hasta 6to grado solo porque los padres no la dejaron becarse y como esos muchos ejemplos. Luego estudiaban la “Facultad” y aqui no ha pasado nada, lo que pasa es que mucha gente no sabe decir que no. Yo me beque por decision personal y tenia la autorizacion de mi papa a abandonar la beca cuando quisiera y siempre me recordaba que yo no estaba obligada alli, que cuando lo quisiera regresaba para la casa. Iba al campo a trabajar en las hortalizas y lo hacia con gusto, me gusta el trabajo en el campo como un hobby pero no eso de estar esclavizados en un campo de caña. Aqui cada vez que puedo en verano voy a una granja de un apicultor amigo de la familia y lo ayudo en algunas cosas (no meto la mano en la colmena por nada del mundo). .................................................................................................................................... >>Yasmani Noviembre 20th, 2010 en 14:01 Me acuerdo de aquellos tres años que tuve que ir a la escuela al campo. Para qué el gobierno de Cuba se llena tanto la boca diciendo que la educación es gratis, si al final cuando llegas a la secundaria con trece años te mandan a trabajar al campo casi los 5 días de la semana escolar, y cuando terminas graduándote en la universidad también te obligan a dar dos años de servicio al estado sin pago. Y siguen con la mentira de que en otros paises tienes que pagar por la educación, cuando en otros paises es donde de verdad es gratis al menos hasta el doce grado. Qué sinvergüenzas son. ....................................................................................................................................... >>Francisco El Mayaricero Noviembre 20th, 2010 en 14:08 LLA 154 Yo llegue solo al exilio en 1962, asi que no pase por esa experiencia tuya. Asi que te agradezco inmensamente esa clarificacion de que las escuelas al campo, eran algo optional, y a la que los padres podian, si querian evitar que sus hijos e hijas fuesen a ellas. Si es asi, creo que tanta culpa la tuvieron esos padres, como el gobierno comunista, cuando los primeros permitieron y aprobaron, por las razones que fueran, que sus hijos, por millones, fuesen llevados a los campos a trabajar, e indirectamente pagar por una educacion y lavado de cerebro. Antes de esa revolucion, al padre que el gobierno le propuciese de mandar a sus hijos adolecentes al campo a estudiar y trabajar, lo mas probable es que le hubieran escupido la cara del burocrata que hubiese venido a proponerle tal aberracion. ..................................................................................................................................... >>enamoradassilenciosa Noviembre 20th, 2010 en 15:49 Trancasedín, no teníamos conciencia de lo que nos hacían, lo veíamos como un momento de libertad. La gran mayoría jamás lo pusimos en tela de juicio, por favor, que casi no trabajábamos, aquello era un relajo, sólo los mataditos proscopitos cumplían la meta. Repito que los padres eran los verdaderos héroes, porque pasaban miles de trabajos para llevarnos comida pero los mismos padres callaban y nos decían que había que ir si queríamos estudiar en la Universidad. Ahora, en retrospectiva, nos damos cuenta del daño que nos hacían y de los abusos de las escuelas al campo y de las becas -no olviden las becas, que bastante trabajo pasamos- pero en la época nadie protestaba, lo más que se hacía era intentar resolver un certificado o enfermarse en medio de la escuela al campo. La verdad, yo recuerdo que mi hermano y sus amigos lo veían como el relajo personificado porque ellos jamás cumplieron una sola meta, iban a majasear al surco y a ligar niñas. La beca resultaba, a la alrga, mucho peor. Pero todos tenemos la culpa de tanto tiempo de escuela al campo, todos lo aceptábamos y los padres callaban. Estudio y trabajo… qué gran mentira, las becas y las escuelas al campo eran antros de deformación, ni se trabajaba ni se aprendía ni nada. .......................................................................................................................................... >>TRANCASEDIN Noviembre 20th, 2010 en 14:15 Francisco El Mayaricero Noviembre 20th, 2010 en 14:08 "Asi que te agradezco inmensamente esa clarificacion de que las escuelas al campo, eran algo optional, y a la que los padres podian, si querian evitar que sus hijos e hijas fuesen a ellas." ====Yo creo que no era tan opcional, era o ibas o no ibas, si no ibas mas nunca eras nadie, pues te manchaban el expediente, por eso mucha gente buscaba su certificado medico para no ir, por lo menos cuando las escuelas iban por 45 dias al campo era asi,en Cuba no habia ni ha habido nada mas obligatorio que lo llamado voluntario. ............................................................................................................................................... >>Francisco El Mayaricero Noviembre 20th, 2010 en 14:17 Lo curioso del caso de las escuelas al campo, radica que segun uno de los Articulos de la Declaracion de Derechos Humanos, esta excluye que los niños sean utilizados como trabajadores, y menos aun no ser compensados por su labor de esclavo. Aun asi, Cuba sustenta una posicion pingue en el Consejo de los Derechos Humanos de la ONU. Vaya usted a saber. ............................................................................................................................................... >>enamoradassilenciosa Noviembre 20th, 2010 en 14:27 Hola a todos. Las escuelas al campo no eran opcionales, todo el mundo sabía que si no ibas eras “señalado” y jamás podrías aspirar a una carrera universitaria. Los que se conseguían un certificado médico -que después se convirtieron en resúmenes de historias clínicas de toda una vida, más largas reuniones para determinar si era cierto o no la dolencia- o los que estaban enfermos de verdad, tenían que trabajar en la ciudad durante los 45 días -o conseguirse un documento donde decía que había trabajado en tal lugar, firmado por el director y con todos los cuños necesarios. Y, señores, no nos engañemos: nos encantaba la escuela en el campo, era el momento de la libertad, lejos de los padres, con maestros que no nos cuidaban, haciendo como que trabajábamos, con amor libre, sin reglas. Los domingos llegaban los padres cargados de comida -eran los verdaderos héroes de toda aquella locura, los verdaderos afectados- y teníamos cosas para sobrevivir una semana, conseguidas con sacrificios enormes para que nosotros no nos rajáramos en el campo. Y si nos tocaban cosechas de naranjas, mangos o mandarinas, los atracones eran soberbios. Lo malo era el tabaco, ése sí no tenía remedio pero las casas de tabaco eran un gran bayú… .................................................................................................................................... >>TRANCASEDIN Noviembre 20th, 2010 en 14:39 enamoradassilenciosa Noviembre 20th, 2010 en 14:27: "Y, señores, no nos engañemos: nos encantaba la escuela en el campo,e ra el momento de la libertad, lejos de los padres, con maestros que no nos cuidaban." ======Yo no se como podia gustar eso, tenia algunas cosas buenas, pero yo creo que eran mas las malas, nunca he pasado tanta hambre y trabajo como en esos tiempos, los domingos llegaban nuestros padres, despues de pasar mil trabajos para conseguir algo para llevarnos, despues pasaban mil trabajos para llegar ese lugar, que casi siempre estaba lejisimo, eran los domingos cuando unico se comia bien, a mi nunca me gusto la leche condensada,esos dia me la comia sin chistar. No solo el tabaco era malo,la yuca tambien era de madre,esos HP nos mandaban a sacarla sin guantes ni nada,nosotros teniamos como 13 años, no tienen perdon esos HP. ...............................................................................................................................................

Message by Jose Antonio Amaro Reyes | Nov 20th 2010

Carta de una madre Pedro Pan (Aparecida en el blog cubano y desde Cuba SinEvasión, con fecha de 7 de noviembre de 2009): "Hola me pueden alludar a buscr a mi hijo? Yo vivo en Cuba y mi hijo se fue en la Mision de Peter Pan,en 1961,el tiene unos 60 anos,hijo de Oscar Cortina,y Maria Perez Alvares,el se fue a la edad de 8 anos,la ves que lo vi tenia 14 anos,despues he recibido carta,de el y se que tengo 2 nietas,que olo la conosco por fotos,encontre una foto de el en la internet ,pero mas nada ni direcion el se que vivio en New Mexico,ya su papa fallecio,y yo creo que he estado mal con cancer,porque no me lo han dicho,pero por las terapias que me han dado fuertes,creo,mi familia no me lo ha dicho y solo se que me siento ahora fuerte,lo unico que a pesar de mis ancias por ver a mi hijo,saber que vive,que espero con la alluda de internet de encontrarlo,el es nieto de Catalina y Oscar y Candido y Iluminada,tiene 2 tias en Miami, que aun viven ,ellas vivieron en New York,y estan mayor,el las conosio,pero mas nada de el he sabido,la ultima ves que lo vi le dije que se cortara el pelo,y no le gusto otra que me fuera con el ,pero yo tenia mucho miedo,ya yo no er muy joven para enfrentarme a otra cultura,y mas temia mucho que no me dejaran ir,y que tubiera problemas aca,pero siempre le pedia a dios por el que me lo protejiera siempre con dolor en el alma lo mande para que tubiera un mejor futuro,como muchos padres han hecho,y me siento culpable por eso,y solo dios me podra perdonar,alludenme,a una madre desesperada..." Respuesta de José Antonio Amaro Reyes a María Pérez Álvares, con fecha de 7 de mayo de 2010: "Estimada señora María Pérez: Saludos. Le agradezco los datos que envió. Después que integrantes de la Operación Pedro Pan lleváramos a cabo la búsqueda de Oscar por varios días, y con vista a que ésta no rendía ningún fruto, recurrimos, como medida de última instancia, al registro de defunciones de la Caja del Seguro Social de los Estados Unidos. Lamento, señora María, ser portador de la triste noticia del aparente fallecimiento de su hijo. De acuerdo al índice oficial de defunciones de la agencia de Administración de Seguro Social de los Estados Unidos (denominada en inglés "Social Security Administration Death Records Index"), Oscar I. Cortina, nacido el 12 de mayo de 1949, falleció a los 47 años de edad, el 3 de junio de 1996, en la ciudad de Río Rancho, ubicada en el condado de Sandoval, en el estado de Nuevo México. Aparte del número de seguro social, dicho índice no da a conocer ninguna otra información. Por lo tanto, desconocemos las circunstancias de su muerte, y, de no tener ninguna información referente a los miembros de su familia en Nuevo México, se nos hace imposible suministrarle mayores detalles al respecto. Por otra parte, el acta de defunción en este país está al alcance exclusivamente de los miembros más allegados de la familia; de modo que personas ajenas al fallecido no se hallan autorizadas para revisarla. Sentimos de todo corazón la pérdida de su hijo. También lamentamos el hecho que se nos haga imposible suministrarle mayor información. El Padre Fernando Rubio Boitel, integrante en la niñez de la Operación Pedro Pan y en la actualidad párroco de la Parroquia Católica "Queen of Heaven," ubicada en la ciudad de Albuquerque, en el estado de Nuevo México, ha tenido la bondad de ofrecer una Misa por la memoria de su hijo, quien, en compañía de su fallecido padre, ha sido acogido con toda seguridad en el Reino de nuestro Señor. Además, el 20 de diciembre del corriente año, la entidad “Organization Pedro Pan Group,” localizada en la ciudad de Miami e integrada por miembros de la Operación, con motivo de conmemorar el quincuagésimo aniversario de los vuelos de la Operación Pedro Pan, auspiciará una misa en nombre de todos los Pedro Panes fallecidos. El nombre de su hijo figurará en la lista de los caídos. Mientras tanto, reciba usted nuestro más profundo pésame, dejando a la vez constancia de que su pérdida es también nuestra, puesto que los Pedro Panes estamos vinculados por las experiencias que atravesamos de jóvenes en calidad de desterrados. ¡Qué en paz descanse su amado hijo Oscar! Y, ¡qué Dios la bendiga a usted, señora María! Atentamente, José Antonio". Aprovecho esta oportunidad para rogarles a todos los Pedro Pan que en la misa del 20 de diciembre oremos por nuestro hermano Oscar y su madre María. Muchísimas gracias. José Antonio Amaro Reyes.

Message by Jose Antonio Amaro Reyes | Nov 17th 2010

Put aside what you're doing for just a moment and take a listen: http://www.youtube.com/watch?v=kbD5cB33Z6E

Message by Marcia Caridad Ramos Gonzalez | Nov 9th 2010

Aplausos, aplausos y mas aplausos para ti. Siempre he dicho que eres uno de los valientes. Gracias por tus escrituras.

Message by Marcos F. Pinedo | Nov 4th 2010

El Capitán Garfio - Mirian Celaya - Junio 26, 2009 at 17:34 - Source: Archive June, 2009, Sin EVAsión/Without Evasion Blog. Havana, Cuba. Http://sinevasion.wordpress.com. Junio 26, 2009 at 17:34. (Versión original en español). Un artículo publicado en Granma el pasado 16 de junio hacía referencia a la Operación Peter Pan, que separó –según cifra citada en dicho periódico- más de 14 000 niños cubanos de sus padres en virtud de un infundio divulgado desde la CIA en los primeros tiempos de la revolución. El “embuste” imperialista afirmaba que el Estado cubano arrebataría a los padres la patria potestad de sus hijos para someterlos al adoctrinamiento comunista. Ahora, asegura el articulista de Granma, se ha desatado en Venezuela una campaña apoyada por la CIA en contra de la revolución bolivariana, en la que se esgrime el mismo argumento, esto es, que la Ley Orgánica de Educación promovida por el gobierno venezolano “arrebatará la custodia de los hijos a sus padres”. Al margen de las forzadas similitudes con el proceso cubano, que el gobierno venezolano, en una desmedida falta de originalidad, insiste en propugnar, y de las que deberá tomar cuenta y efectos el pueblo de Venezuela, la ocasión me lleva a repasar -tantos años después de los hechos ocurridos- lo mucho de oscuro y sórdido que rodea la mencionada Operación en la historia de Cuba. Llama la atención lo fragmentaria, tangencial y escasa que resulta la información oficial con relación a aquel velado evento, que deja más cuestionamientos que respuestas. Para empezar, la elevada cifra de niños involucrados en aquel duro episodio que han citado las fuentes oficiales supondría la necesidad de un estudio más profundo y de una mayor divulgación de los hechos. La utilización de la infancia como carta de juego en la política es un capítulo demasiado sucio, sea de la parte que sea, y en el caso de la Operación Peter Pan parece haber sido el comodín de dos contendientes, no solo de uno. Uno de los cuestionamientos más elementales pudiera ser que si el gobierno cubano movilizó a la nación en 1998 para recuperar al niño Elián, llegando incluso a paralizar al país en función de la colosal campaña política pese a que –era sabido- el padre tenía todos los derechos y las ventajas para ganar el litigio, como finalmente ocurrió; ¿por qué no fueron reclamados en su momento aquellos miles de niños víctimas de las maniobras de la CIA? ¿Es que se movían otros intereses, además de los de la tenebrosa Agencia? ¿Es que los cubanos, con una particular sensibilidad por los niños, no se hubiesen movilizado por la suerte de aquéllos? ¿Por qué la magnánima y justiciera revolución no convocó a su siempre entusiasta pueblo? A casi 50 años de aquella perfidia, ¿a quiénes resultó políticamente útil la Operación Peter Pan? ¿Quiénes son todos los responsables? ¿Ninguno de los miles de padres afectados intentó recuperar al hijo? ¿Qué ayuda ofreció la revolución a estos padres? No conozco las respuestas. La Operación Peter Pan, pese a su carga dramática, no se estudia en los programas escolares de Historia de Cuba; al parecer, la Protesta de Baraguá o los actuales 5 héroes significan más que el virtual secuestro de miles de niños cubanos. No se habla de ellos en las aulas, no se recuerdan, apenas se mencionan tangencialmente en escuetas y esporádicas referencias de la prensa oficial, como ésta que presentó Granma. Sin embargo, algún viso de realidad había en la conjura de la CIA: aunque no de jure, de facto la revolución sí arrebató la patria potestad de millones de padres cubanos. Basta un repaso superficial de estos 50 años: en un principio –y durante un tiempo suficientemente prolongado- el gobierno aprovechó a su favor la simpatía popular y manipuló astutamente la psicología de las masas para lograr sus propósitos. Muchos padres accedieron a la separación de sus hijos del hogar cuando aún eran apenas adolescentes. Recordemos: ¿qué edades tenían muchos de los alfabetizadores que se separaron de sus familias a instancias del gobierno revolucionario para adentrarse en los lugares más remotos de la Isla?, ¿y las campesinas acogidas al famoso programa Ana Betancourt?, ¿Y los Camilitos, que estudiaban en escuelas militares bajo régimen de internado desde séptimo grado? Más tarde, aquello que se iniciara de acuerdo a la “voluntariedad” de padres e hijos, se tornaría obligatorio: las Escuelas al Campo, donde los adolescentes permanecían por 45 días en albergues rústicos y en condiciones de promiscuidad, lejos de sus mayores. En los años 70 se inauguraron las Escuelas en el Campo, con alumnos internados en un principio voluntariamente. Primero fueron las secundarias (ESBEC), después también las preuniversitarias (IPUEC) y preuniversitarios “vocacionales” (IPUEVC), de las que las dos últimas variantes acabarían siendo obligatorias desde los años 90 para quienes aspiraran a graduarse como bachilleres. Hábilmente el gobierno revolucionario fue introduciendo a lo largo de los años una cuña que tendía a separar a los hijos de los padres para lavarles el cerebro a su antojo. Con ese fin centralizó y monopolizó la educación y eliminó cualquier alternativa al adoctrinamiento oficial sin ayuda alguna de la CIA. Este gobierno se ha encargado de desautorizar a la familia y suplantarla en la formación de los hijos; ahora estamos recogiendo los frutos de tal despropósito: los jóvenes no han encontrado el luminoso futuro que prometía el Estado padrastro, y ya no responden a los intereses de la revolución. Pero, a la vez, muchos de ellos, crecidos lejos de sus hogares, han perdido el concepto de familia y los valores que ésta tradicionalmente transmitía. La revolución ha significado de mil maneras distintas la fragmentación de la familia cubana, y con ello una pérdida cultural que pudiera ser irreparable a los efectos de la Nación. Ciertamente, la CIA puede haber creado hace décadas un engendro ocasional llamado Operación Peter Pan, pero la obra “educativa” del gobierno cubano –medio siglo de secuestro permanente de los hijos- bien parece urdida por el mismísimo Capitán Garfio.

Message by Jose Antonio Amaro Reyes | Oct 7th 2010

Captain Hook/El Capitán Garfio by Miriam Celaya Operation Peter Pan and Captain Hook – The “unofficial” Cuban view of Operation Pedro Pan. Spanish title: “El Capitán Garfio.” Por Miriam Celaya. Source: Archive June, 2009, Sin EVAsión/Without Evasion Blog. Havana, Cuba. Http://sinevasion.wordpress.com. Junio 26, 2009 at 17:34.

Message by Jose Antonio Amaro Reyes | Oct 7th 2010

Operation Peter Pan and Captain Hook – The “unofficial” Cuban view of Operation Pedro Pan. Spanish title: “El Capitán Garfio.” Por Miriam Celaya. "An article published in the official Cuban newspaper Granma, dated June 16 [2009], made reference to Operation Peter Pan, an operation that according to the figures cited by the newspaper separated more than 14,000 children from their parents due to a lie fabricated by the CIA during the early days of the revolution. The imperialist “lie” stated that the Cuban State intended to snatch away parents’ rights over their children in order to subject them to communist indoctrination. The author of the article asserts that currently in Venezuela a campaign, backed by the CIA, has been launched making the same claim, namely that the Organic Education Law promoted by the Venezuelan government “would grab the children’s custody from their parents”. The forced similarities with the Cuban process -which the Venezuelan government in an act of disproportionate unoriginality insists on advocating and whose outcomes the Venezuelan people should seriously consider- lead me to review, after so many years since its occurrence, the dark and sordid events surrounding the operation and its place in Cuban history. However, due to the fragmentary, meager and tangential nature of the official information available on this apparent veiled affair, more questions than answers immediately emerge. For starters, the sheer number of children that according to official sources was involved in this difficult episode would require further in-depth study and the broader dissemination of known facts. Using children as playing cards in the game of politics, regardless of who does it, is too dirty a practice, and, in the specific case of Operation Peter Pan, it seems that they were used as wildcards by the two contenders, and not just one. One basic question that could be asked is why the Cuban government, which in 1998 mobilized the nation in order to recover the child Elián and went as far as paralyzing the entire country by means of a colossal political campaign, even though it was known that the father enjoyed the legal right and advantages necessary to win the case, as he ultimately did, failed to claim the thousands of Pedro Pan children, who were victims of the underhanded doings of the CIA? Could it be that interests other than those of the dark agency were being served? Could it be that Cubans, who profess a special sensibility toward the plight of children, wouldn’t have mobilized themselves in favor of these children? Why didn’t the magnanimous and just revolution call upon its ever-enthusiastic people? Almost 50 years after the occurrence of such perfidy, in whose political favor did the Operation Peter Pan result? Who were all the responsible parties? Did not one single parent of the thousands of affected parents ever try to recover his children? What help did the revolution offer these parents? I do not know the answers. Operation Peter Pan, despite its dramatic burden is not studied in school programs of Cuban History. Apparently, the “Protest of Baraguá” or the current “5 heroes” are more important than the virtual kidnapping of thousands of Cuban children. They are not spoken of in classrooms nor are they remembered, and they are barely and tangentially mentioned in brief and sporadic references in the official press, such as the one appearing in Granma. Nonetheless, there appeared to have been some semblance of truth in the CIA conspiracy. The revolution did in fact snatch away the parental rights from millions of Cuban parents though not de jure, but de facto. Just a superficial review of the last 50 years is enough: At first –and for a sufficiently long time- the government took advantage of the goodwill and support it enjoyed and cleverly manipulated the psychology of the masses in order to achieve its objectives. Thus, many parents agreed to the separation of their children from home when they were barely teenagers. Let’s remember the following: What were the ages of many of those who were dispatched to alphabetize during the Literacy Campaign, those who were separated from their families and ventured into the most remote parts of the country at the behest of the revolutionary government? What were the ages of many of the peasant women recruited into the famous program named “Ana Betancourt”? And the “little Camilos” who were interned in military schools from seventh grade onwards, how old were they? Later on, what would start out as the “volunteerism” of parents and children would turn mandatory: The “Schools to the Countryside” (“Escuelas al Campo”), where adolescents were housed in rustic shelters and under promiscuous conditions for 45 days, far removed from the supervision of their elders. In the 1970’s, the “Schools in the Countryside” (“Escuelas en el Campo”) were inaugurated, with student placement in these boarding schools done initially on a voluntary basis. First to be selected were students from secondary schools (ESBEC). They were followed soon thereafter by students from pre-university schools (IPUEC) and from vocational pre-university schools (IPUEVC). Eventually in the 1990’s it became mandatory for those wishing to graduate from high school in the latter two types of schools to attend “Escuelas en el Campo”. Skillfully, the revolutionary government over the years drove a wedge that tended to separate children from their parents in order to be able to brainwash the former at will. Towards that end, it centralized and monopolized education, and, without any help from the CIA, was able to do away with any alternative to the state’s official indoctrination. This government has been responsible for undermining the authority of the family and has replaced it in the rearing of children. We are now reaping the fruits of such misguided purpose: The young have not found the bright future promised by the state as stepfather and they no longer respond to the interests of the revolution. But, at the same time, many of them, brought up far from home, have lost the concept of family and the values it traditionally passes on. The revolution has meant the fragmentation in a thousand different ways of the Cuban family, and, along with it has brought about a cultural loss that could be irreparable for the nation. Surely, the CIA might have created decades ago an occasional monstrosity called Operation Peter Pan, but the “educative” work of the Cuban government –half a century of permanent abduction of children- could very well have been plotted by Captain Hook himself."

Message by Jose Antonio Amaro Reyes | Oct 7th 2010

Jose Antonio, la escritora que escribio esas cosas de mis queridas monjitas creo que no habra echo mucho "research". Tengo entendido que su investigacion se hizo desde Cuba, sin salir de alla....asi que como veras...no tiene ninguna base, solo muchas ganas de cambiar la historia....pero te puedo garantizar que estas monjitas filipenses de la orden de San Felipe Neri son un amor......me crie con ellas por 10 anos en mi Colegio Lourdes de la Vibora y solo recibi mucho amor y muy buenas ensenanzas.....De manoplas de hierro nada....sino que te digan las ninas de Florida City.....que tuvieron la suerte de estar en los campamentos con ellas...

Message by Carmencita Romanach | Sep 27th 2010

<< Prev Page 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31 32 33 34 35 36 37 38 39 40 41 42 43 44 45 46 47 48 49 50 Next >>

Leave a message for José Antonio

 
Your message
Your name
Your e-mail