Amargura, orgullo e incidentes entre los argentinos tras derrota ante Alemania

 

AFP

Millones de argentinos se sumieron en la tristeza tras la derrota 1-0 sufrida frente a Alemania el domingo en la final del Mundial Brasil-2014 en una noche que debía ser festiva y que acabó con incidentes violentos con la policía.

Al contrario de lo que pudiese imaginarse de una derrota en una final de Copa del Mundo, los hinchas aplaudieron al terminar el partido, muchos lloraron y decenas de miles se mantuvieron hasta tarde en las calles agradecidos a un equipo al que quieren recibir este lunes sin quejas ni reproches.

Casi cuatro horas después de finalizado el partido estallaron graves incidentes en el Obelisco, centro de la capital, donde miles de personas celebraban cuando varias decenas de hinchas violentos empezaron a desafiar lanzando objetos y la policía respondió con bombas lacrimógenas.

Los problemas se sucedieron durante varias horas y dejaron un balance de 55 heridos, varios de ellos miembros de la Policía Federal, y más de 55 detenidos, según los medios locales.

Estos disturbios obligaron a familias con niños a correr desesperados para refugiarse en restaurantes o ingresar a los ‘lobbies' de los hoteles de la zona para protegerse del efecto de los gases lacrimógenas.

“Gracias, gracias, por hacernos soñar”, gritaron jóvenes en los alrededores del céntrico Obelisco de Buenos Aires, clásico epicentro de festejos.

Emmanuel Ginóbili, cuatro veces campeón de la NBA, escribió en su twitter: “Orgulloso de estos chicos! Monstruos! Tengo ganas de abrazar a Messi, Mascherano y todo el equipo. Son grandes!”

La selección argentina llegará este lunes en la mañana a Buenos Aires y se dirigirá al predio deportivo de Ezeiza, cerca del aeropuerto de Buenos Aires, adonde acudirá la presidenta Cristina Kirchner a saludar a los subcampeones de Mundial Brasil-2014, informó el domingo la AFA.

El seleccionado argentino aterrizará en Ezeiza a las 10H00 locales (13H00 GMT) y luego está previsto que la presidenta Kirchner “concurra al predio habitacional de Ezeiza para saludar y felicitar al plantel”, informó el domingo en la noche la Asociación de Fútbol Argentino (AFA).

Este será el primer acercamiento personal de la mandataria a su selección, a la cual no despidió antes de partir a Brasil en junio pasado, y desistió de la invitación de su par y amiga Dilma Roussef para ver la final en el estadio carioca.

Pero también aparecieron opiniones de pura cepa futbolera y Gustavo Mendoza, de 59 años, comerciante dijo a la AFP que “a la Argentina la perjudicaron con el clarísimo penal del arquero alemán a ‘Pipita' Higuaín que el árbitro no sancionó”.

Y coincidió Oscar, empleado de 44 años, que se rehusó a dar su apellido y afirmó que fue “un terrible penal”.

“¿Por qué fallaron remates Gonzalo Higuaín, Leo Messi y Rodrigo Palacio frente al portero Manuel Neuer? Porque en el país no se practica definición frente al arco desde la época que Mario Kempes no erraba, fue campeón del mundo y goleador en el Mundial Argentina-78 (seis tantos)”, agregó Mendoza.

En este país de 40 millones de personas cuya mayoría tiene pasión por el fútbol, Darío, un estudiante de 26 años, afirmó a la AFP que “Argentina tiene buenos jugadores pero Alemania fue mejor”.

“¿Si Messi es el mismo en Argentina que en el Barcelona? Jugó muy bien el Mundial. Ahora juega igual de bien con la Albiceleste que con los catalanes”, añadió.

“Esto es un bajón (tristeza, ndlr), pensé que vería por primera vez a Argentina campeona del Mundo, qué horrible”, dijo desolado Martín Ramírez, 20 años, que se sacaba las lágrimas al hablar, en Plaza San Martín.

El pase a la final de Argentina, que sorprendió a muchos en este país donde antes de empezar el Mundial nadie apostaba al seleccionado de Alejandro Sabella, hizo que los argentinos apelaran a todo tipo de cábalas y creencias para calmar la ansiedad, convencidos de que lo que hagan o dejen de hacer será definitorio para el resultado de la final del Mundial.

El tema adquirió incluso estatus de cuestión de Estado al punto la prensa relacionó estas creencias al hecho que Kirchner rechazara la invitación de su colega y amiga Dilma Rousseff a asistir a la final en el Maracaná para evitar ser tildada de ‘mufa' (portadora de mala suerte) en caso de derrota argentina.

Read more Fútbol stories from the Miami Herald

Miami Herald

Join the
Discussion

The Miami Herald is pleased to provide this opportunity to share information, experiences and observations about what's in the news. Some of the comments may be reprinted elsewhere on the site or in the newspaper. We encourage lively, open debate on the issues of the day, and ask that you refrain from profanity, hate speech, personal comments and remarks that are off point. Thank you for taking the time to offer your thoughts.

The Miami Herald uses Facebook's commenting system. You need to log in with a Facebook account in order to comment. If you have questions about commenting with your Facebook account, click here.

Have a news tip? You can send it anonymously. Click here to send us your tip - or - consider joining the Public Insight Network and become a source for The Miami Herald and el Nuevo Herald.

Hide Comments

This affects comments on all stories.

Cancel OK

  • Marketplace

Today's Circulars

  • Quick Job Search

Enter Keyword(s) Enter City Select a State Select a Category