Leyenda brasileña Pelé ve a Miami en el fútbol grande

 
Loading...
Loading...

lfsanchez@elnuevoherald.com

Los aficionados del sur de la Florida recibieron el lunes un enorme espaldarazo del legendario jugador brasileño Pelé, quien afirmó que existe un gran futuro para el fútbol en Miami y que la presencia de David Beckham es fantástica para el desarrollo de este deporte en nuestra ciudad.

El Rey del Fútbol hizo una visita relámpago a Miami como portavoz de los relojes Hublot, que son los controladores oficiales del tiempo de juego en el Mundial de Brasil 2014, y no dudó en reconocer el potencial de Miami.

En los últimos tiempos Miami se ha convertido en un sólido centro del fútbol internacional. En esta ciudad se presentan los grandes equipos del mundo como Brasil, España, Colombia, México, Real Madrid, Barcelona, Juventus y AC Milan; Miami fue elegida como una de las escalas del trofeo de la FIFA camino a Brasil; Beckham va a tener probablemente en el 2017 un club de la MLS en Miami; y el 1 de mayo se realizará en Bal Harbor el lanzamiento del torneo centenario de la Copa América, el campeonato de selecciones de fútbol más antiguo del mundo.

La presentación de Pelé se realizó en el estudio en Wynwood del artista brasileño residente en Miami, Romero Britto, quien diseñó los estuches en forma de balones para los relojes de edición limitada.

Mientras Pelé y Romero Britto pintaban unos balones, alguien comentó con desbordado entusiasmo: “Ahora Miami se ha convertido para el fútbol lo que en el Renacimiento Florencia era para el arte”.

“Lo que está haciendo Beckham es fantástico”, afirmó Pelé. “Va a ayudar a la promoción del fútbol como yo lo hice con el Cosmos”.

Pelé dijo que se encuentra muy bien informado sobre el desarrollo que ha adquirido el fútbol en el sur de la Florida. Además comentó que esta expansión no solo es en Miami sino en todo el país.

“Puedo afirmar con seguridad que la base del fútbol en Estados Unidos es mucho mejor que en Brasil y quizás en toda Sudamérica”, dijo Pelé. “Se trabaja muy bien con los niños y en los últimos mundiales se han visto los frutos”.

Nacido en Tres Corazones, Minas Gerais, en 1940, para muchos Pelé es el mejor futbolista de todos lo tiempos. Es el único jugador en ganar tres Copas del Mundo (1958, 1962 y 1970). Tiene el récord Guinness de mayor anotador de goles en su carrera con 1,283 en 1,363 partidos.

Según la leyenda, Pelé habría jugado un partido amistoso en África con una camiseta de un color diferente a la de su equipo para que los aficionados pudieran distinguirlo mejor.

“Eso no es cierto”, aclaró Pelé el lunes. “Lo que sí es verdad es que en 1962 pararon la guerra en el Congo para vernos jugar, durante una gira que hicimos con el Santos de Brasil por África”.

Con el Santos, Pelé ganó dos veces la Copa Libertadores, el torneo más importante de clubes de América. Pelé se retiró en 1974, pero accedió a volver a jugar cuando le llegó una oferta importante del Cosmos y el desafío de ayudar a la difusión del fútbol en Estados Unidos.

Su impacto fue inmediato y cuando se retiró en 1977, esta vez de manera definitiva, había cambiado la historia del fútbol en Estados Unidos.

Pelé aprecia su aporte en esta misión y después de Brasil, Estados Unidos es siempre su selección preferida.

Afirmó que la selección de las barras y las estrellas tiene bastante posibilidades de redondear una buena actuación en el Mundial de Brasil.

“[Jurgen] Klinsmann es un entrenador muy experimentado y sabrá conducir bien a la selección”, comentó Pelé. “Me siento feliz de este progreso porque soy parte de él. Estados Unidos ha cumplido bien en los mundiales de Japón-Surcorea 2002, Alemania 2006 y Sudáfrica 2010, y puede tener buenos resultados en Brasil 2014”.

Pelé también habló sobre el racismo, luego del escándalo provocado por Donald Sterling, dueño de los Clippers de la NBA y de que el brasileño Dani Alves del Barcelona se comiera una banana arrojada desde las tribunas por un aficionado del equipo contrario.

“Nunca tuve problemas con el racismo”, dijo Pelé. “Por el contrario, tuve las puertas abiertas en todo el mundo y fui recibido de manera maravillosa en todos los lugares donde fui. Siempre hay locos que dicen cosas, pero nunca les presto atención”.

También recordó que su padre le había enseñado que los hombres no deben llorar. Pero una vez lo vio llorando y fue el día más triste de su vida.

“Mi padre había invitado a sus amigos a escuchar por radio –entonces no había TV– la final del Mundial de 1950 entre Brasil y Uruguay. Yo tenía nueve años y me puse a jugar fuera de la casa. De pronto sentí un silencio profundo. Entré y por primera vez vi a mi papá llorar y solo me dijo: “Hemos perdido la Copa”’, confesó Pelé. “En este Mundial estoy seguro que Brasil será campeón y que mi hijo no me verá llorar. Si lloro será de alegría por haber ganado la Copa”.

Read more More News stories from the Miami Herald

Miami Herald

Join the
Discussion

The Miami Herald is pleased to provide this opportunity to share information, experiences and observations about what's in the news. Some of the comments may be reprinted elsewhere on the site or in the newspaper. We encourage lively, open debate on the issues of the day, and ask that you refrain from profanity, hate speech, personal comments and remarks that are off point. Thank you for taking the time to offer your thoughts.

The Miami Herald uses Facebook's commenting system. You need to log in with a Facebook account in order to comment. If you have questions about commenting with your Facebook account, click here.

Have a news tip? You can send it anonymously. Click here to send us your tip - or - consider joining the Public Insight Network and become a source for The Miami Herald and el Nuevo Herald.

Hide Comments

This affects comments on all stories.

Cancel OK

  • Marketplace

Today's Circulars

  • Quick Job Search

Enter Keyword(s) Enter City Select a State Select a Category