Mudan a decenas de flamencos en el zoológico de Miami

  • El director de Comunicaciones del Miami Zoo, Ron Magill captura un flamenco —de las decenas que viven en el zoológico— para mudarlo temporalmente mientras se hace una renovación total de la vieja entrada al parque. La tarea no es fácil. Se trata de atrapar y transportar a 38 aves zancudas, rápidas y elusivas, a las que aparentemente no les agrada la idea de cambiar de casa. De todas formas, gústeles o no, los pájaros rosados tuvieron que irse el jueves con sus plumas a otra parte. Patrick Farrell / The Miami Herald

  • Los pájaros rosados tuvieron que irse el jueves con sus plumas a otra parte. PATRICK FARRELL / MIAMI HERALD STAFF

  • La tarea no es fácil. Se trata de atrapar y transportar a 38 aves zancudas, rápidas y elusivas, a las que aparentemente no les agrada la idea de cambiar de casa. De todas formas, gústeles o no, los pájaros rosados tuvieron que irse el jueves con sus plumas a otra parte. PATRICK FARRELL / MIAMI HERALD STAFF

  • El director de Comunicaciones del Miami Zoo, Ron Magill captura un flamenco —de las decenas que viven en el zoológico— para mudarlo temporalmente mientras se hace una renovación total de la vieja entrada al parque. La tarea no es fácil. Se trata de atrapar y transportar a 38 aves zancudas, rápidas y elusivas, a las que aparentemente no les agrada la idea de cambiar de casa. De todas formas, gústeles o no, los pájaros rosados tuvieron que irse el jueves con sus plumas a otra parte. PATRICK FARRELL / MIAMI HERALD STAFF

  • La tarea no es fácil. Se trata de atrapar y transportar a 38 aves zancudas, rápidas y elusivas, a las que aparentemente no les agrada la idea de cambiar de casa. De todas formas, gústeles o no, los pájaros rosados tuvieron que irse el jueves con sus plumas a otra parte. PATRICK FARRELL / MIAMI HERALD STAFF

  • Los pájaros rosados tuvieron que irse el jueves con sus plumas a otra parte. PATRICK FARRELL / MIAMI HERALD STAFF