Museo del Tatuaje en Ciudad de México

  • Vista de un espacio del Museo del Tatuaje en Ciudad de México. Bocetos, revistas, pigmentos y utensilios para tatuar utilizados por distintas culturas y en diferentes épocas, son parte de las 3.000 piezas con que el Museo del Tatuaje, primero de su tipo en México, pretende reivindicar esta forma de expresión artística. Mario Guzman / EFE

  • Especialistas realizan sus diseños en el Museo del Tatuaje de Ciudad de México. Bocetos, revistas, pigmentos y utensilios para tatuar utilizados por distintas culturas y en diferentes épocas, son parte de las 3.000 piezas con que el Museo del Tatuaje, primero de su tipo en México, pretende reivindicar esta forma de expresión artística. Mario Guzman / EFE

  • Vista de un espacio del Museo del Tatuaje en Ciudad de México. Bocetos, revistas, pigmentos y utensilios para tatuar utilizados por distintas culturas y en diferentes épocas, son parte de las 3.000 piezas con que el Museo del Tatuaje, primero de su tipo en México, pretende reivindicar esta forma de expresión artística. Mario Guzman / EFE

  • Vista de un espacio del Museo del Tatuaje en Ciudad de México. Bocetos, revistas, pigmentos y utensilios para tatuar utilizados por distintas culturas y en diferentes épocas, son parte de las 3.000 piezas con que el Museo del Tatuaje, primero de su tipo en México, pretende reivindicar esta forma de expresión artística. Mario Guzman / EFE

  • Vista de un espacio del Museo del Tatuaje en Ciudad de México. Bocetos, revistas, pigmentos y utensilios para tatuar utilizados por distintas culturas y en diferentes épocas, son parte de las 3.000 piezas con que el Museo del Tatuaje, primero de su tipo en México, pretende reivindicar esta forma de expresión artística. Mario Guzman / EFE

  • Vista de un espacio del Museo del Tatuaje en Ciudad de México. Bocetos, revistas, pigmentos y utensilios para tatuar utilizados por distintas culturas y en diferentes épocas, son parte de las 3.000 piezas con que el Museo del Tatuaje, primero de su tipo en México, pretende reivindicar esta forma de expresión artística. Mario Guzman / EFE