La ciudad mexicana de Apatzingán, después de los "Caballeros Templarios"

  • Un grupo de personas compra en un supermercado el sábado 22 de febrero de 2014, en la plaza de la ciudad de Apatzingán (México). Hasta hace poco feudo del cártel de "Los Caballeros Templarios", la ciudad mexicana de Apatzingán vive hoy en medio de un fuerte despliegue de seguridad y con el deseo de sus habitantes de superar las últimas pesadillas. La ciudad, de unos 130.000 habitantes, es la más importante de la llamada Tierra Caliente de Michoacán, una de las regiones en las que los "templarios" se movilizaban a su antojo, compraban policías y políticos y controlaban pilares de la economía de la comarca. Ulises Ruiz Basurto / EFE

  • Autodefensas patrullan el sábado 22 de febrero de 2014, por las calles de la ciudad de Apatzingán (México). Hasta hace poco feudo del cártel de "Los Caballeros Templarios", la ciudad mexicana de Apatzingán vive hoy en medio de un fuerte despliegue de seguridad y con el deseo de sus habitantes de superar las últimas pesadillas. La ciudad, de unos 130.000 habitantes, es la más importante de la llamada Tierra Caliente de Michoacán, una de las regiones en las que los "templarios" se movilizaban a su antojo, compraban policías y políticos y controlaban pilares de la economía de la comarca. Ulises Ruiz Basurto / EFE

  • Un lustrador de calzado trabaja el sábado 22 de febrero de 2014, en la plaza de la ciudad de Apatzingán (México). Hasta hace poco feudo del cártel de "Los Caballeros Templarios", la ciudad mexicana de Apatzingán vive hoy en medio de un fuerte despliegue de seguridad y con el deseo de sus habitantes de superar las últimas pesadillas. La ciudad, de unos 130.000 habitantes, es la más importante de la llamada Tierra Caliente de Michoacán, una de las regiones en las que los "templarios" se movilizaban a su antojo, compraban policías y políticos y controlaban pilares de la economía de la comarca. Ulises Ruiz Basurto / EFE

  • Un hombre conduce su bicicleta el sábado 22 de febrero de 2014, en la ciudad de Apatzingán (México). Hasta hace poco feudo del cártel de "Los Caballeros Templarios", la ciudad mexicana de Apatzingán vive hoy en medio de un fuerte despliegue de seguridad y con el deseo de sus habitantes de superar las últimas pesadillas. La ciudad, de unos 130.000 habitantes, es la más importante de la llamada Tierra Caliente de Michoacán, una de las regiones en las que los "templarios" se movilizaban a su antojo, compraban policías y políticos y controlaban pilares de la economía de la comarca. Ulises Ruiz Basurto / EFE