Activistas de Greenpeace se reencuentran con sus familias

  • El activista de Greenpeace sueco Dima Litvinov ofrece una entrevista a un periodista sueco a su llegada a Estocolmo, Suecia, el 27 de diciembre de 2013. Hoy han abonado Rusia nueve de los 30 tripulantes del rompehielos "Artic Sunrise" de Greenpeace que fueron detenidos el 19 de septiembre pasado cuando intentaban encaramarse a una plataforma petrolera del gigante gasístico Gazprom en aguas del Ártico. ERIK MARTENSSON / EFE

  • El activista británico Kieron Bryan (d) abraza a su hermano Russel a su llegada a la estación de St. Pancras en Londres, Reino Unido, el 27 de diciembre de 2013. Hoy han abonado Rusia nueve de los 30 tripulantes del rompehielos "Artic Sunrise" de Greenpeace que fueron detenidos el 19 de septiembre pasado cuando intentaban encaramarse a una plataforma petrolera del gigante gasístico Gazprom en aguas del Ártico. ANDY RAIN / EFE

  • Fotografía cedida por Greenpeace Internacional el 27 de diciembre de 2013 que muestra a la activista holandeas Faiza Oulahsen, a su llegada al aeropuerto de San Petersburgo, Rusia, donde cogería un avión dirección Holanda. Hoy han abonado Rusia nueve de los 30 tripulantes del rompehielos "Artic Sunrise" de Greenpeace que fueron detenidos el 19 de septiembre pasado cuando intentaban encaramarse a una plataforma petrolera del gigante gasístico Gazprom en aguas del Ártico. Igor Podgorny / HANDOUT / EFE

  • El activista británicoAnthony Perrett (d) sonríe a su llegada a la estación de St. Pancras en Londres, Reino Unido, el 27 de diciembre de 2013. Hoy han abonado Rusia nueve de los 30 tripulantes del rompehielos "Artic Sunrise" de Greenpeace que fueron detenidos el 19 de septiembre pasado cuando intentaban encaramarse a una plataforma petrolera del gigante gasístico Gazprom en aguas del Ártico. ANDY RAIN / EFE

  • Fotografía cedida por Greenpeace Internacional el 27 de diciembre de 2013 que muestra al activista holandés Mannes Ubelsa su llegada al aeropuerto de San Petersburgo, Rusia, donde cogería un avión dirección Holanda. Hoy han abonado Rusia nueve de los 30 tripulantes del rompehielos "Artic Sunrise" de Greenpeace que fueron detenidos el 19 de septiembre pasado cuando intentaban encaramarse a una plataforma petrolera del gigante gasístico Gazprom en aguas del Ártico. Igor Podgorny / HANDOUT / EFE

  • Fotografía facilitada por Greenpeace que muestra al activista argentino Miguel Hernan Perez Orsi (dcha) en el aeropuerto de San Petersburgo (Rusia) hoy, viernes 27 de diciembre de 2013. Perez Orsi viaja a Argentina tras recibir el permiso para salir de Rusia del departamento federal de los servicios de migración. La justicia rusa retiró los cargos contra los 30 tripulantes del buque Arctic Sunrise, que fueron detenidos a mediados de septiembre en el mar de Bárents por intentar encaramarse a la plataforma petrolífera "Prirazlómnaya" del consorcio ruso Gazprom. DMITRI SHAROMOV / GREENPEACE INT / EFE

  • Fotografía cedida por Greenpeace Internacional el 27 de diciembre de 2013 que muestra a la activista brasileña Ana Paula Alminhana Maciel, a su llegada al aeropuerto de San Petersburgo, Rusia, donde cogería un avión dirección Holanda. Hoy han abonado Rusia nueve de los 30 tripulantes del rompehielos "Artic Sunrise" de Greenpeace que fueron detenidos el 19 de septiembre pasado cuando intentaban encaramarse a una plataforma petrolera del gigante gasístico Gazprom en aguas del Ártico. Igor Podgorny / HANDOUT / EFE

  • Fotografía facilitada por Greenpeace que muestra a los activistas argentinos Miguel Hernan Perez Orsi (2ºdcha) y Camila Speziale (2ºizda) junto a su familia en el aeropuerto de San Petersburgo (Rusia) hoy, viernes 27 de diciembre de 2013. Ambos viajan a Argentina tras recibir el permiso para salir de Rusia del departamento federal de los servicios de migración. La justicia rusa retiró los cargos contra los 30 tripulantes del buque Arctic Sunrise, que fueron detenidos a mediados de septiembre en el mar de Bárents por intentar encaramarse a la plataforma petrolífera "Prirazlómnaya" del consorcio ruso Gazprom. DMITRI SHAROMOV / GREENPEACE INT / EFE