Las FARC revive el fantasma del terrorismo en Colombia

  • Soldados aseguran este sábado 7 de diciembre de 2013, la destruida estación de Policía en Inzá. Las FARC revivieron hoy el fantasma del terrorismo en Colombia con un ataque con explosivos contra el cuartel policial de Inzá, un municipio del departamento del Cauca, en el suroeste del país, en el que murieron ocho personas, entre ellas dos civiles. El atentado, que fue calificado de "irracional" y "demencial" por el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, fue perpetrado a las cinco de la mañana de este sábado en la plaza del pueblo cuando los habitantes de esta localidad agrícola de unos 32,000 habitantes se disponían a comenzar un día de mercado. Juan Carlos Quintero Lòpez / EFE

  • Las FARC revivieron este sábado 7 de diciembre de 2013, el fantasma del terrorismo en Colombia con un ataque con explosivos contra el cuartel policial de Inzá, un municipio del departamento del Cauca, en el suroeste del país, en el que murieron ocho personas, entre ellas dos civiles. El atentado, que fue calificado de "irracional" y "demencial" por el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, fue perpetrado a las cinco de la mañana de este sábado en la plaza del pueblo cuando los habitantes de esta localidad agrícola de unos 32,000 habitantes se disponían a comenzar un día de mercado. Juan Carlos Quintero Lòpez / EFE

  • Las FARC revivieron este sábado 7 de diciembre de 2013, el fantasma del terrorismo en Colombia con un ataque con explosivos contra el cuartel policial de Inzá, un municipio del departamento del Cauca, en el suroeste del país, en el que murieron ocho personas, entre ellas dos civiles. Juan Carlos Quintero Lòpez / EFE

  • Las FARC revivieron este sábado 7 de diciembre de 2013, el fantasma del terrorismo en Colombia con un ataque con explosivos contra el cuartel policial de Inzá, un municipio del departamento del Cauca, en el suroeste del país, en el que murieron ocho personas, entre ellas dos civiles. El atentado, que fue calificado de "irracional" y "demencial" por el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, fue perpetrado a las cinco de la mañana de este sábado en la plaza del pueblo cuando los habitantes de esta localidad agrícola de unos 32,000 habitantes se disponían a comenzar un día de mercado. Juan Carlos Quintero Lòpez / EFE

  • Las FARC revivieron este sábado 7 de diciembre de 2013, el fantasma del terrorismo en Colombia con un ataque con explosivos contra el cuartel policial de Inzá, un municipio del departamento del Cauca, en el suroeste del país, en el que murieron ocho personas, entre ellas dos civiles. El atentado, que fue calificado de "irracional" y "demencial" por el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, fue perpetrado a las cinco de la mañana de este sábado en la plaza del pueblo cuando los habitantes de esta localidad agrícola de unos 32,000 habitantes se disponían a comenzar un día de mercado. Juan Carlos Quintero Lòpez / EFE

  • Las FARC revivieron este sábado 7 de diciembre de 2013, el fantasma del terrorismo en Colombia con un ataque con explosivos contra el cuartel policial de Inzá, un municipio del departamento del Cauca, en el suroeste del país, en el que murieron ocho personas, entre ellas dos civiles. El atentado, que fue calificado de "irracional" y "demencial" por el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, fue perpetrado a las cinco de la mañana de este sábado en la plaza del pueblo cuando los habitantes de esta localidad agrícola de unos 32,000 habitantes se disponían a comenzar un día de mercado. Juan Carlos Quintero Lòpez / EFE

  • El ministro de Defensa de Colombia, Juan Carlos Pinzón (2i), observa este sábado 7 de diciembre de 2013, la destrucción en la estación de policía de Inzá. Las FARC revivieron hoy el fantasma del terrorismo en Colombia con un ataque con explosivos contra el cuartel policial de Inzá, un municipio del departamento del Cauca, en el suroeste del país, en el que murieron ocho personas, entre ellas dos civiles. El atentado, que fue calificado de "irracional" y "demencial" por el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, fue perpetrado a las cinco de la mañana de este sábado en la plaza del pueblo cuando los habitantes de esta localidad agrícola de unos 32,000 habitantes se disponían a comenzar un día de mercado. Juan Carlos Quintero Lòpez / EFE