Uruguayos siguen a sus equipos de fútbol 'hasta la muerte'

  • Vista del campo de juego del estadio Luis Franzini, del club Defensor Sporting, hoy, sábado 30 de noviembre de 2013, en Montevideo (Uruguay). La cancha de Defensor Sporting, además de ser uno de los primeros lugares donde se exhiben las tradicionales murgas (grupos satíricos) del Carnaval montevideano, acoge desde hace años los ritos funerarios de los devotos del club. Después de declararse en vida como seguidores de su equipo "hasta la muerte", algunos futboleros desean que, al morir, sus cenizas reposen sobre el mismo césped que pisan todo el año sus ídolos deportivos en partidos y entrenamientos. Iván Franco / EFE

  • Vista del campo de juego del estadio Luis Franzini, del club Defensor Sporting, hoy, sábado 30 de noviembre de 2013, en Montevideo (Uruguay). La cancha de Defensor Sporting, además de ser uno de los primeros lugares donde se exhiben las tradicionales murgas (grupos satíricos) del Carnaval montevideano, acoge desde hace años los ritos funerarios de los devotos del club. Después de declararse en vida como seguidores de su equipo "hasta la muerte", algunos futboleros desean que, al morir, sus cenizas reposen sobre el mismo césped que pisan todo el año sus ídolos deportivos en partidos y entrenamientos. Iván Franco / EFE

  • Vista del campo de juego del estadio Luis Franzini, del club Defensor Sporting, hoy, sábado 30 de noviembre de 2013, en Montevideo (Uruguay). La cancha de Defensor Sporting, además de ser uno de los primeros lugares donde se exhiben las tradicionales murgas (grupos satíricos) del Carnaval montevideano, acoge desde hace años los ritos funerarios de los devotos del club. Después de declararse en vida como seguidores de su equipo "hasta la muerte", algunos futboleros desean que, al morir, sus cenizas reposen sobre el mismo césped que pisan todo el año sus ídolos deportivos en partidos y entrenamientos. Iván Franco / EFE

  • Vista del campo de juego del estadio Luis Franzini, del club Defensor Sporting, hoy, sábado 30 de noviembre de 2013, en Montevideo (Uruguay). La cancha de Defensor Sporting, además de ser uno de los primeros lugares donde se exhiben las tradicionales murgas (grupos satíricos) del Carnaval montevideano, acoge desde hace años los ritos funerarios de los devotos del club. Después de declararse en vida como seguidores de su equipo "hasta la muerte", algunos futboleros desean que, al morir, sus cenizas reposen sobre el mismo césped que pisan todo el año sus ídolos deportivos en partidos y entrenamientos. Iván Franco / EFE