Preparan mantas sobre la reforma migratoria para llevar al Congreso

  • Activistas sostienen mantas con motivo de la reforma migratoria hoy, sábado 9 de noviembre de 2013, en San Diego, California (EE.UU.). Activistas de las ciudades fronterizas de Estados Unidos planean instalar 200 mantas en Washington, como acto para exigir que los intereses de estas comunidades sean considerados en el debate de inmigración. David Maung / EFE

  • La activista Diamond Wallace trabaja en la realización de una manta con motivo de la reforma migratoria hoy, sábado 9 de noviembre de 2013, en San Diego, California (EE.UU.). Activistas de las ciudades fronterizas de Estados Unidos planean instalar 200 mantas en Washington, como acto para exigir que los intereses de estas comunidades sean considerados en el debate de inmigración. David Maung / EFE

  • La niña Julia Jacobs-Schlesinger, de cinco años, participa en la realización de una manta con motivo de la reforma migratoria hoy, sábado 9 de noviembre de 2013, en San Diego, California (EE.UU.). Activistas de las ciudades fronterizas de Estados Unidos planean instalar 200 mantas en Washington, como acto para exigir que los intereses de estas comunidades sean considerados en el debate de inmigración. David Maung / EFE

  • La niña Julia Jacobs-Schlesinger, de cinco años, participa en la realización de una manta con motivo de la reforma migratoria hoy, sábado 9 de noviembre de 2013, en San Diego, California (EE.UU.). Activistas de las ciudades fronterizas de Estados Unidos planean instalar 200 mantas en Washington, como acto para exigir que los intereses de estas comunidades sean considerados en el debate de inmigración. David Maung / EFE

  • La activista Nancy Tobaloba trabaja en la realización de una manta con motivo de la reforma migratoria hoy, sábado 9 de noviembre de 2013, en San Diego, California (EE.UU.). Activistas de las ciudades fronterizas de Estados Unidos planean instalar 200 mantas en Washington, como acto para exigir que los intereses de estas comunidades sean considerados en el debate de inmigración. David Maung / EFE