Martes 6 de agosto

  • Un grupo de bomberos lucha contra el fuego incontrolado hoy, lunes 5 de agosto de 2013, en el área de Thrakomakedones en los suburbios de Atenas (Grecia). El incendio se produjo en las horas de la madrugada y está propagándose rápidamente debido a los fuertes vientos. SIMELA PANTZARTZI / EFE

  • Dos camiones de dimensiones especiales transportan esta noche dos de las cuatro piezas en que se ha separado el centenario arco del antiguo estadio de San Mamés de Bilbao, del que se ha iniciado esta madrugada su traslado para ser debidamente saneado y pintado antes de ser colocado definitivamente en las instalaciones deportivas con las que cuenta el Athletic Club en Lezama. Miguel Toña / EFE

  • Una bandada de palomas vuela hoy, lunes 5 de agosto de 2013, sobre el Domo de la Bomba Atómica en el Parque Monumento de Paz en Hiroshima (Japón). Las palomas fueron liberadas para recordar a las víctimas de la bomba atómica durante la ceremonia que marca el aniversario número 68 del bombardeo de Hiroshima. KIMIMASA MAYAMA / EFE

  • Un hombre camina en el interior de la Iglesia Santo Domingo hoy, lunes 5 de agosto de 2013, en Managua (Nicaragua). En esta iglesia continúan las celebraciones religiosas en honor a Santo Domingo de Guzmán. Mario Lopez / EFE

  • El diestro David Fandila 'El Fandi', muestra la oreja conseguida en su primer toro de la tarde de la feria de La Blanca de Vitoria. ADRIAN RUIZ DE HIERRO / EFE

  • Musulmanes paquistaníes oran, lunes 05 de agosto de 2013, durante la lectura especial del Taravih en la mezquita, en la noche número 27 del Ramadán, el mes sagrado del ayuno, en Peshawar (Pakistán). De acuerdo con la creencia de los musulmanes, la noche sagrada de Lailatul Qadar cae en las noches impares de los últimos diez días del Ramadán. Lailatul Qadar es la noche en que inició la revelación del Corán sagrado. ARSHAD ARBAB / EFE

  • El surfista sudafricano Jaques Theron remonta una ola hoy, lunes 5 de agosto de 2013, en Dungeons, Ciudad del Cabo (Sudáfrica). Un largo período de oleaje formado por las tormentas en el sur del Océano Atlántico crean un mar de fondo grande, que rompe en los arrecifes exteriores de El Cabo y que ofrece buenas condiciones de surf de olas grandes. NIC BOTHMA / EFE