Protestas frente a casa de gobernador de Rio de Janeiro

  • Un manifestante se enfrenta con la policía el miércoles 17 de julio de 2013, durante una manifestación en Río de Janeiro (Brasil). La policía brasileña dispersó con gases lacrimógenos una manifestación de cientos de personas frente a la residencia del gobernador de Río de Janeiro, Sergio Cabral. Los manifestantes pedían la dimisión de Cabral y también gritaron consignas para protestar por el gasto público que han destinado las autoridades brasileñas para la visita del papa Francisco, que llegará a esta ciudad el próximo lunes. EFE/Marcelo Sayão Marcelo Sayão / EFE

  • Comensales en un restaurante son afectados por los gases lacrimógenos el miércoles 17 de julio de 2013, durante una manifestación en Río de Janeiro (Brasil). La policía brasileña dispersó con gases lacrimógenos una manifestación de cientos de personas frente a la residencia del gobernador de Río de Janeiro, Sergio Cabral. Los manifestantes pedían la dimisión de Cabral y también gritaron consignas para protestar por el gasto público que han destinado las autoridades brasileñas para la visita del papa Francisco, que llegará a esta ciudad el próximo lunes. EFE/Marcelo Sayão Marcelo Sayão / EFE

  • Policías se enfrentan con manifestantes el miércoles 17 de julio de 2013, durante una protesta en Río de Janeiro (Brasil). La policía brasileña dispersó con gases lacrimógenos una manifestación de cientos de personas frente a la residencia del gobernador de Río de Janeiro, Sergio Cabral. Los manifestantes pedían la dimisión de Cabral y también gritaron consignas para protestar por el gasto público que han destinado las autoridades brasileñas para la visita del papa Francisco, que llegará a esta ciudad el próximo lunes. EFE/Marcelo Sayão Marcelo Sayão / EFE

  • Manifestantes rompen una puerta de Tele Globo el miércoles 17 de julio de 2013, durante una protesta en Río de Janeiro (Brasil). La policía brasileña dispersó con gases lacrimógenos una manifestación de cientos de personas frente a la residencia del gobernador de Río de Janeiro, Sergio Cabral. Los manifestantes pedían la dimisión de Cabral y también gritaron consignas para protestar por el gasto público que han destinado las autoridades brasileñas para la visita del papa Francisco, que llegará a esta ciudad el próximo lunes. EFE/Marcelo Sayão Marcelo Sayão / EFE

  • Manifestantes rompen una puerta de Tele Globo el miércoles 17 de julio de 2013, durante una protesta en Río de Janeiro (Brasil). La policía brasileña dispersó con gases lacrimógenos una manifestación de cientos de personas frente a la residencia del gobernador de Río de Janeiro, Sergio Cabral. Los manifestantes pedían la dimisión de Cabral y también gritaron consignas para protestar por el gasto público que han destinado las autoridades brasileñas para la visita del papa Francisco, que llegará a esta ciudad el próximo lunes. EFE/Marcelo Sayão Marcelo Sayão / EFE

  • Manifestantes sostienen letreros el miércoles 17 de julio de 2013, durante una protesta en Río de Janeiro (Brasil). La policía brasileña dispersó con gases lacrimógenos una manifestación de cientos de personas frente a la residencia del gobernador de Río de Janeiro, Sergio Cabral. Los manifestantes pedían la dimisión de Cabral y también gritaron consignas para protestar por el gasto público que han destinado las autoridades brasileñas para la visita del papa Francisco, que llegará a esta ciudad el próximo lunes. EFE/Marcelo Sayão Marcelo Sayão / EFE

  • Manifestantes se enfrentan con la policía el miércoles 17 de julio de 2013, durante una protesta en Río de Janeiro (Brasil). La policía brasileña dispersó con gases lacrimógenos una manifestación de cientos de personas frente a la residencia del gobernador de Río de Janeiro, Sergio Cabral. Los manifestantes pedían la dimisión de Cabral y también gritaron consignas para protestar por el gasto público que han destinado las autoridades brasileñas para la visita del papa Francisco, que llegará a esta ciudad el próximo lunes. EFE/Marcelo Sayão Marcelo Sayão / EFE

  • Manifestantes el miércoles 17 de julio de 2013, durante una protesta en Río de Janeiro (Brasil). La policía brasileña dispersó con gases lacrimógenos una manifestación de cientos de personas frente a la residencia del gobernador de Río de Janeiro, Sergio Cabral. Los manifestantes pedían la dimisión de Cabral y también gritaron consignas para protestar por el gasto público que han destinado las autoridades brasileñas para la visita del papa Francisco, que llegará a esta ciudad el próximo lunes. EFE/Marcelo Sayão Marcelo Sayão / EFE