Cuba recuerda a dos leyendas musicales

  • Salvador Repilado, hijo del mítico Máximo Francisco Repilado Muñoz (1907-2003), conocido mundialmente como Compay Segundo, dirige un ensayo del grupo que lleva su nombre este viernes 12 de julio de 2013, en La Habana (Cuba). Hace diez años y con pocos días de diferencia se apagaron las voces de dos grandes de la música cubana con diferentes trayectorias pero cuyo legado sigue presente: Compay Segundo, que paseó el son por medio mundo, y Celia Cruz, la reina de la salsa al irrepetible grito de su "¡Azúcar!". Alejandro Ernesto / EFE

  • Vista de este viernes 12 de julio de 2013, de las decenas de fotos que decoran las paredes de la casa del mítico músico cubano Máximo Francisco Repilado Muñoz (1907-2003), conocido mundialmente como Compay Segundo, en La Habana (Cuba). Hace diez años y con pocos días de diferencia se apagaron las voces de dos grandes de la música cubana con diferentes trayectorias pero cuyo legado sigue presente: Compay Segundo, que paseó el son por medio mundo, y Celia Cruz, la reina de la salsa al irrepetible grito de su "¡Azúcar!". Alejandro Ernesto / EFE

  • El músico Félix Ramírez, miembro del Grupo Compay Segundo, muestra este viernes 12 de julio de 2013, el armónico, instrumento que usara en vida el mítico Máximo Francisco Repilado Muñoz (1907-2003), conocido mundialmente como Compay Segundo, en La Habana (Cuba). Hace diez años y con pocos días de diferencia se apagaron las voces de dos grandes de la música cubana con diferentes trayectorias pero cuyo legado sigue presente: Compay Segundo, que paseó el son por medio mundo, y Celia Cruz, la reina de la salsa al irrepetible grito de su "¡Azúcar!". Alejandro Ernesto / EFE

  • Varios turistas almuerzan en un restaurante privado este viernes 12 de julio de 2013, en La Habana (Cuba), junto a un retrato de la popular cantante cubana Celia Cruz (i), conocida como "la Guarachera de Cuba". Hace diez años y con pocos días de diferencia se apagaron las voces de dos grandes de la música cubana con diferentes trayectorias pero cuyo legado sigue presente: Compay Segundo, que paseó el son por medio mundo, y Celia Cruz, la reina de la salsa al irrepetible grito de su "¡Azúcar!". Alejandro Ernesto / EFE

  • Vista de este viernes 12 de julio de 2013, del premio Grammy obtenido por el mítico Máximo Francisco Repilado Muñoz (1907-2003), conocido mundialmente como Compay Segundo, y que se expone en la que fuera su casa, en La Habana (Cuba). Hace diez años y con pocos días de diferencia se apagaron las voces de dos grandes de la música cubana con diferentes trayectorias pero cuyo legado sigue presente: Compay Segundo, que paseó el son por medio mundo, y Celia Cruz, la reina de la salsa al irrepetible grito de su "¡Azúcar!". Alejandro Ernesto / EFE

  • Integrantes del Grupo Compay Segundo, ensayan este viernes 12 de julio de 2013, en la casa del mítico Máximo Francisco Repilado Muñoz (1907-2003), conocido mundialmente como Compay Segundo, en La Habana (Cuba). Hace diez años y con pocos días de diferencia se apagaron las voces de dos grandes de la música cubana con diferentes trayectorias pero cuyo legado sigue presente: Compay Segundo, que paseó el son por medio mundo, y Celia Cruz, la reina de la salsa al irrepetible grito de su "¡Azúcar!". Alejandro Ernesto / EFE