Protestas en Brasil por alto costo de la Copa Confederaciones

  • La policía enfrenta a un numeroso grupo de manifestantes que protestan contra el alto gasto público en la Copa Confederaciones hoy, miércoles 19 de junio de 2013, en los alrededores del estadio Castelao en Fortaleza, unas horas antes del partido que jugarán Brasil y México. egún dijeron a Efe fuentes policiales, al menos ocho agentes resultaron heridos por piedras lanzadas por los manifestantes, cuyo número calcularon entre 10.000 y 15.000. Antonio Lacerda / EFE

  • Un policía brasileño montado a caballo trata de dispersar a un grupo de jóvenes que se manifiestan en los alrededores del estadio Arena Castelao antes del partido de la Copa Confederaciones entre Brasil y México, en Fortaleza, Brasil, hoy, miércoles 19 de junio de 2013. Los manifestantes protestaban contra el alto gasto público en la Copa Confederaciones. ROBERT GHEMENT / EFE

  • La policía enfrenta a un numeroso grupo de manifestantes que protestan contra el alto gasto público en la Copa Confederaciones hoy, miércoles 19 de junio de 2013, en los alrededores del estadio Castelao en Fortaleza, unas horas antes del partido que jugarán Brasil y México. Según dijeron a Efe fuentes policiales, al menos ocho agentes resultaron heridos por piedras lanzadas por los manifestantes, cuyo número calcularon entre 10.000 y 15.000. Antonio Lacerda / EFE

  • La policía enfrenta a un numeroso grupo de manifestantes que protestan contra el alto gasto público en la Copa Confederaciones hoy, miércoles 19 de junio de 2013, en los alrededores del estadio Castelao en Fortaleza, unas horas antes del partido que jugarán Brasil y México. Según dijeron a Efe fuentes policiales, al menos ocho agentes resultaron heridos por piedras lanzadas por los manifestantes, cuyo número calcularon entre 10.000 y 15.000. Antonio Lacerda / EFE

  • La policía enfrenta a un numeroso grupo de manifestantes que protestan contra el alto gasto público en la Copa Confederaciones hoy, miércoles 19 de junio de 2013, en los alrededores del estadio Castelao en Fortaleza, unas horas antes del partido que jugarán Brasil y México. Según dijeron a Efe fuentes policiales, al menos ocho agentes resultaron heridos por piedras lanzadas por los manifestantes, cuyo número calcularon entre 10.000 y 15.000. Antonio Lacerda / EFE

  • Un policía frente a un numeroso grupo de manifestantes que protestan contra el alto gasto público en la Copa Confederaciones hoy, miércoles 19 de junio de 2013, en los alrededores del estadio Castelao en Fortaleza, unas horas antes del partido que jugarán Brasil y México. Según dijeron a Efe fuentes policiales, al menos ocho agentes resultaron heridos por piedras lanzadas por los manifestantes, cuyo número calcularon entre 10.000 y 15.000. Antonio Lacerda / EFE

  • Empleados remueven los grafitis en los muros de la sede de la alcaldía de Sao Paulo tras los saqueos de la madrugada de hoy, miércoles 19 de junio de 2013, en Sao Paulo (Brasil). El alcalde de Sao Paulo, Fernando Haddad, reiteró hoy que el municipio estudia "algunas alternativas" para bajar el valor del transporte público, cuyo aumento ha desatado protestas generalizadas en buena parte de Brasil. Carlos Villalba Racines / EFE

  • Unos empleados reparan un semáforo frente a la sede de la alcaldía de Sao Paulo que fue afectado tras las manifestaciones en la madrugada de hoy, miércoles 19 de junio de 2013, en Sao Paulo (Brasil). El alcalde de Sao Paulo, Fernando Haddad, reiteró hoy que el municipio estudia "algunas alternativas" para bajar el valor del transporte público, cuyo aumento ha desatado protestas generalizadas en buena parte de Brasil. Carlos Villalba Racines / EFE

  • Empleados remueven los grafitis en los muros de la sede de la alcaldía de Sao Paulo tras los saqueos de la madrugada de hoy, miércoles 19 de junio de 2013, en Sao Paulo (Brasil). El alcalde de Sao Paulo, Fernando Haddad, reiteró hoy que el municipio estudia "algunas alternativas" para bajar el valor del transporte público, cuyo aumento ha desatado protestas generalizadas en buena parte de Brasil. Carlos Villalba Racines / EFE